Telebasura

Que pena cuando cambio de canal,

y veo a Sardá, como la monta,

todo esto me parece tan banal,

que apago sin dudar la caja tonta.

 

El amigo Boris, enseñando la cola,

un gay que se hace pajas con los pies,

los balones de playa de la Yola,

la informe peluca del Dantés.

 

Así están todos los días,

derrochando amenazas e improperios,

que lección de terquez y de incultura.

 

Dejar de emitir porquerías,

¿dónde están los programas serios?

que ya no aguanto más telebasura.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Chicos malos

Los chicos malos están en la salida,

otra vez a pensar como cretinos,

a actuar sin temor como suicidas,

poniendo en una idea sus destinos.

 

De nuevo hoy discutirán con la gente,

y chillaran sin bajarse de la parra,

y agredirán a la peña de repente,

da igual que seas pijo o macarra.

 

Y con que uno empiece a hacer el mal,

le seguirán los demás como el ganado,

meterán a un inocente en el portal,

que acabará brutalmente asesinado.

 

Y prosiguen felices con su maldad,

da lo mismo nobles que plebeyos,

¿pero por qué si buscan igualdad,

no se apuñalan entre ellos?

 

Al día siguiente salta la noticia:

“le matamos sin piedad”,

declaran hoy sus agresores.

 

Los padres piden justicia,

que los den la libertad

¡solo son cuatro menores!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

¡Ay Jesulín!

Los periodistas se ceban,

llamándote estrafalario,

te preguntan por la Esteban,

también por la Campanario.

 

Yo no se de que te quejas,

eres el rey al fin al cabo,

has cortado cien orejas,

y no te han cortado el rabo.

 

Cuando entras a matar lloro,

pues me haces enloquecer,

bien sea en el lomo de un toro,

o encima de una mujer.

 

Pasa del que te critique,

que se dejen de escarceos,

que eres Jesulín de Ubrique,

y que se mueran los feos.

 

Que hay que tener dos cojones,

para torear en Las Ventas,

con tanta gracia y descaro.

 

Y en tu finca de Ambiciones,

que van ya más de quinientas,

que han pasado por el aro.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Son los que están

De la tele Matamoros,

de los libros Cela,

José Tomás de los toros,

de las macizas Pamela.

 

De los reyes Arturo,

de los niños Espinete,

del rock Extremoduro,

del tirón el Torete.

 

De las pechugonas Yola,

del humor Gila,

del oficio García Tola,

de peluquera Dalila.

 

De los tontos Mr. Bean,

de las feas Tamara,

de los guapos James Dean,

del valor el Ché Guevara.

 

de la música Sabina,

del fútbol Raúl,

de los Simpson Bart.

 

De la prensa Carmina,

de la Biblia Saúl,

y del cine Braveheart.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Operación Disgusto

Vaya cara, vaya piernas,

vaya culo, ¡qué elegante!

vaya canciones tan tiernas,

no me gusta Bustamante.

 

Que cintura, vaya boca,

que persona tan hermosa,

vaya voces, está loca,

vaya cuerpo tiene Rosa.

 

Que guaperas, que macizo,

vaya cara angelical,

vaya pelo, vaya rizo,

vaya mierda de Bisbal.

 

Vaya culo, está potente,

vaya pechos, vaya tela,

que pintas, que repelente,

que lástima de Gisela.

 

Vaya ojos, que cabeza,

que canción, que repertorio,

vaya voz, que sutileza,

vaya cante da el Tenorio.

 

Es muy guapa, es morena,

llegó a España en canoa,

sus canciones, una gena,

y su nombre es Chenoa.

 

Que tupé, que camisa,

todo el día trabajando,

vaya pose, me da risa,

vaya pena de Alejandro.

 

Del resto mejor ni hablar,

porque son todos iguales,

no paran de trabajar,

porque son profesionales.

 

Si quieres que en unos años,

medio mundo sea cantante,

sigue apoyando a estos chavales.

 

Al principio son extraños,

les buscan representantes,

y rular por los canales.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los mejores

Raúl, Zidane, Ronaldo,

Owen, Lucio, Mendieta,

Vieira, Totti, Rivaldo,

Figo, Denilson, Pauleta.

 

Vieri, Nakata, Maldini,

Bergkamp, Heskey, Verón,

Hierro, Kluivert, Albertini,

Shevchenko, Khan, Valerón.

 

Morientes, Ballack, Tristán,

Etoo, Aimar, Juninho,

Puyol, Acuña, Fran,

Crespo, Boban, Ronaldinho.

 

Davids, Riquelme, Bonano,

Montella, Cafú, Nadal,

Nesta, Jarni, Zamorano,

Zahovic, Suker, Cristanval.

 

Thuram, Djalminha, Saviola,

Ayala, Blanc, Vicente,

Scholes, Panucci, Guardiola,

Baraja, Makaay, Placente.

 

Larsson, Karpin, Gatusso,

Edmundo, Recoba, Dugarry,

Seedorf, Romario, Amoroso,

Anelka, Buffon, Henry.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Por la cara

Está comprobao que España

está repleta de artistas,

unos cantan en compaña,

y otros lo hacen de solistas.

 

Empezando por Tamara,

y su madre las seisdedos,

que cobran por dar la vara,

y se pillan buenos pedos.

 

Porque tienen que ir borrachas,

para hacer tanto el tontín,

y se lo montan a pachas,

con su colega Arlequín.

 

El tercero de esta trama,

del famoso culebrón,

hace el tonto en un programa,

y le dan medio millón.

 

Así de cruel es la vida,

aquí el que no corre vuela,

en el programa del Hermida,

los vi cantando Zarzuela.

 

Y la gente ovacionaba,

con júbilo a los artistas,

yo desde la casa pensaba,

que jartá de masoquistas.

 

Y no se cortan un pelo,

ahí tenemos al Dantés,

te canta la del pañuelo,

en español y en inglés.

 

La culpa es de la gente,

que compra estas revistas,

convierten a un indigente,

al día siguiente en artista.

 

Esto es lo triste del caso,

que la gente les apoya,

como sigan a este paso,

yo me corto la…

 

Prefiero vivir capao,

pero que lean mi historia,

y que a estos retrasaos,

borremos de la memoria.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Pecador

Cada vez que enciendo la pantalla,

y te veo de un lado para otro,

en mi alma la pena se desmaya,

y mi cuerpo se desboca como un potro.

 

Me río cuando das esas patadas,

cuando actúas con ingenio y con templanza,

me gusta cuando arrancas carcajadas,

con “siete caballos vienen de bonanza…”

 

Siempre que puedo te imito,

con tu pose de ministro,

y tu pinta de impostor.

 

Que alma más grande “Chiquito”

eres mucho más que un fistro,

¡un cobarde pecador!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter