No quiero descontar amaneceres,

sentado al borde de tu ventana,

pesa mas tu futuro entre somieres,

que tu pasado en la barra Americana.

 

No pienso desgastar más mis neuronas,

pensando si te quiero o me quisiste,

que aunque digas otra vez que me abandonas,

no cambio tus angulas por mi alpiste.

 

Ya sabes, si hasta tu misma lo dices,

segundas partes nunca fueron buenas,

no forcemos mas la situación.

 

Aun recuerdo cuando éramos felices,

cuando no había lugar para las penas,

cuando todo tenia solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.