Sigue la vida a pesar de los pesares,

llena de odio, penas, lamentos,

sube al infierno, baja a los altares,

no te acobardes, cuenta mil cuentos.

 

Vuelve decrepita la soledad,

cansada y triste de estar tan sola,

hágase hoy tu voluntad,

y no te cueles, ponte a la cola.

 

Ingenuos sueños que han de volar,

y gritaras:¡que puedo hacer!,

al ver al mundo llorar de miedo.

 

Quienes son ellos para matar,

solo deseo volverte a ver,

la lastima es que ya no puedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.