Se trata ahora de recuperar momentos,

de sentir de nuevo el roce de tu piel,

de aquel nido de amor que era el seiscientos,

de los bailes con canciones de Masiel.

 

De mirar de reojillo tus cachas,

de la hoz y el martillo en un banco,

de burlarse del bigote de los fachas,

de cagarse en la madre de franco.

 

Se trata de dar curro a las feas,

de reírse de América y sus estados,

de abuchear las canciones de Bisbal.

 

Se trata de morir con tus ideas,

de alzar siempre el puño cerrado,

se trata de cantar la Internacional.

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*