Hoy te piropean los espejos,

te sientes una reina por la calle,

más de uno, te tira los tejos,

y las miradas te siguen al detalle.

 

Sin querer te sientes superior,

y miras con firmeza hacia el futuro,

has vuelto a creer en el amor,

hoy te sientes tan fuerte como un muro.

 

Tu mente se ha olvidado de tu odio,

y tu piel ya no quiere moratones,

ahora si te encuentras atractiva.

 

Hoy no piensas en volver a beber sodio,

hoy no harás las cosas por cojones,

hoy empiezas una nueva vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*