Parece que estás en la inopia,

dice la gente que pasa,

yo contesto: esto es una fotocopia,

el original se queda en casa.

 

Que efímera parece la vida,

sin un ápice de amor en el bolsillo,

para mi es como si fuera insecticida,

y yo fuera un tímido bichillo.

 

Cruel, ingrato y caprichoso,

son adjetivos que yo pongo al destino,

intenta hacer de mí un desdeñoso,

yo intento que él no marque mi camino.

 

Y que puedo decir de la suerte,

que la busco de cualquier modo,

aunque siempre la rimo con muerte,

ya con eso te lo digo todo.

 

Lo siento por esta desazón,

pero prefiero ser sincero y no mentirte,

me importa un carajo el universo.

 

Pero si buscas alegrar tu corazón,

y quieres sonreír y divertirte,

no intentes ser feliz con estos versos.

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*