Como puedes ser tan tierno,

y a la vez ser tan hortera,

como quieres ser invierno,

si eres un primavera.

 

Te burlas del pobre obrero,

porque no tiene cultura,

tus estudios: el dinero,

como única asignatura.

 

No eres más que un empresario,

que huele a alcohol cuando pasa,

tu puta de lujo a diario,

mientras tu mujer está en casa.

 

Te vistes siempre de traje,

te gustan mucho las faldas,

no eres más que un personaje,

aunque lleves guardaespaldas.

 

Humillas sin despeinarte,

a todos los trabajadores,

que no cumplen tus honores.

 

Pero deja de engañarte,

que no eres más que un payaso,

ahogándose en su fracaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*