Digamos que es aquel que nunca mete,

pero disfruta viendo meter,

le da lo mismo un chocho que un ojete,

es sexo es lo que le hace enloquecer.

 

No quiero ni pensar en cuantas rajas,

han sido penetradas por sus ojos,

ni puedo imaginarme cuantas pajas,

se ha hecho pa calmarse sus antojos.

 

Aun así no se de que te quejas,

aunque dices que vas sin rumbo,

yo creo que eres muy listo.

 

Tu trabajo; espantar a las parejas,

tu bandera; los retales de un gallumbo,

y tu lema; folletean luego existo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.