Maldigo a las parejas que se besan,

delante de mi cara con descaro,

las guerras y las muertes que no cesan.

las colas que se crean en el paro.

 

Los trenes que circulan con retraso,

los guapos que se miran al espejo,

los macarras que se ahogan en un vaso,

la gente que se burla de los viejos.

 

Maldigo a los que roban a los pobres,

a las novias que van con millonarios,

los falsos remites de los sobres,

los gays que se refugian en armarios.

 

Los pijos que se visten a la moda,

los candados que cierran los diarios,

la cara de los novios en la boda,

la firma sin pudor de los notarios.

 

Maldigo las espinas de las rosas,

los que fuman y me echan el humo,

las tallas 32 de las modelos.

 

Las flores sin olor, las mariposas,

las películas de amor, sigo y sumo,

los ángeles que emigran de los cielos.

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*