Hoy me siento… que se me caen las paredes,

mis ideas me conducen al fracaso,

¡esta noche con todos ustedes!

un servidor vestido de payaso.

 

Más tarde verán al hombre bala,

que aguardará, cobarde en un cañón,

en pie se pondrá toda la sala,

para ver como me pego el bofetón.

 

Por último saldrán los domadores,

¡caballeros pongan atención!

a la actuación más difícil de la pista.

 

Después de un redoble de tambores,

me escapo como puedo del león,

y me aplasta al caer un trapecista.

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*