Dice el del tiempo que hoy caerán chubascos,

en la entrepierna de una tonadillera,

que la carretera estará llena de atascos,

de parados que siguen a la espera.

 

Cuentan que por fin parará la guerra,

que acabaran los robos y secuestros,

que volverán los dinosaurios a la tierra,

que los gitanos pagaran impuestos.

 

Nos informan de que suben los salarios,

que se llenan hasta arriba los pantanos,

y que los jueces ahora serán justos.

 

Que la “maría” se vende en herbolarios,

que a los negros se les trata como hermanos,

y que no habrá más penas ni disgustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*