No es verdad que mis historias sean mentira,

tampoco que mate por cantar,

no es cierto que me sonroje si me mira,

ni que me busque cien excusas pa llorar.

 

No miento si me tacho de truhán,

ni tampoco me gusta presumir,

que yo no soy feliz con vino y pan,

necesito algo mas para vivir.

 

Y como de amor no ando sobrao,

te dedico esta paranoia,

por no liarme a tortazos.

 

Márchate ya de mi lao,

que tu axila huele a cebolla,

cuando levantas los brazos.

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*