Despierto siempre entre cuatro paredes,

y ando despistao y con lo puesto,

vivo corriendo, alcanzame si puedes,

y siembra mis ideas en un tiesto.

 

No busques la razón de mi locura,

que el único motivo es el placer,

de vivir día a día la aventura,

de morir, para volver nacer.

 

Solo quiero recoger buenos momentos,

y guardarlos dentro de una perola,

para después ponerlos a cocer.

 

Y con ellos hacer más de mil cuentos,

y al leerlos partirme to la cola,

y vibrar y volver a enloquecer.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*