Los chicos malos están en la salida,

otra vez a pensar como cretinos,

a actuar sin temor como suicidas,

poniendo en una idea sus destinos.

 

De nuevo hoy discutirán con la gente,

y chillaran sin bajarse de la parra,

y agredirán a la peña de repente,

da igual que seas pijo o macarra.

 

Y con que uno empiece a hacer el mal,

le seguirán los demás como el ganado,

meterán a un inocente en el portal,

que acabará brutalmente asesinado.

 

Y prosiguen felices con su maldad,

da lo mismo nobles que plebeyos,

¿pero por qué si buscan igualdad,

no se apuñalan entre ellos?

 

Al día siguiente salta la noticia:

“le matamos sin piedad”,

declaran hoy sus agresores.

 

Los padres piden justicia,

que los den la libertad

¡solo son cuatro menores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*