Por darlo todo por casi nada

 

Es muy serio y presumido,

es un chico varonil,

es tímido y pervertido,es muy sexy de perfil.

 

Es vicioso y mujeriego,

es un gran ejecutivo,

siempre dale que te pego,

con o sin preservativo.

 

Es un tío inteligente,

le mola pimplar cerveza,

tiene seis dedos de frente,

en su amueblada cabeza.

 

Si lo ves entre semana,

lo confundes con Aznar,

con su buena americana,

y sus zapatos a estrenar.

 

Los viernes es diferente,

pega un cambio radical,

se pone bien de aguardiente,

no encuentra ni el portal.

 

Tiene un pequeño complejo,

no tiene novia formal,

va de conejo en conejo,

practicando sexo oral.

 

Solo hay algo que rebase,

su vicio por el amor,

y es que le den una clase,

de francés a ordenador.

 

Para él es un amigo,

no se pueden separar,

lo lleva siempre consigo,

hasta a la hora de cagar.

 

No tengo más que contar,

creo que ha quedado claro,

se puede ser singular,

sin ser ningún bicho raro.

 

Y esto no es una farsa,

mi colega es del Madrid,

y aunque yo fuera del Barça,

le diría ¡hala David!

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*