Comprendes ahora porque te decía,

que tu casa no es la casa del señor,

tanto sermón y tanta eucaristía,

y tanto sexo caro sin amor.

 

Te recuerdo de pequeño yendo a misa,

lo tuyo si que ha sido vocación,

y ahora apollao en una cornisa,

le das al mete-saca con condón.

 

Pero como tengo miedo a las alturas,

y paso de religiones y de curas,

pienso que lo nuestro esta muy feo.

 

No me hables más de pecados,

ni de dioses que han resucitado,

que yo no soy cristiano,soy ateo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*